martes, 20 de enero de 2009

Talibanes

Me manda mi amiga Lola Marín el siguiente texto para ir preparando las actividades del Día de la Paz, que es el 30 de Enero. Y me quedo sin palabras, una vez más y profundamente triste y preocupada por los grandes pasos que nos alejan de una igualdad real.

40.000 niñas expulsadas de la escuela por los talibanes

M. Centenera / Agencias
Madrid/ Peshawar

Los colegios del valle de Swat (al noroeste de Pakistán) que ofrezcan formación secundaria a niñas después del 15 de enero serán bombardeados, advirtió por radio el líder talibán Maulana Fazlulá. Al día siguiente del vencimiento del ultimátum, el miedo de la población civil a los talibanes era Menores paquistaníes evidente: las más de 350 escuelas privadas del valle de Swat anunciaron al unísono su cierre, expulsando de las aulas a 40.000 niñas.
“La Administración reunió a todos los propietarios de las escuelas hace dos días y nos prometió seguridad si permanecíamos abiertos, pero nadie quiere correr ese riesgo”, aseguró a la prensa Ahmad Shah, uno de los asistentes al encuentro.

Miedo a ir a clase
Sólo las escuelas públicas se han comprometido a mantener sus puertas abiertas al alumnado femenino el 1 de marzo, cuando finalicen las vacaciones de invierno. Sin embargo, se teme que las cerca de 84.000 alumnas inscritas en ellas no asistan a clase por miedo a los fundamentalistas.
Aunque hay combates casi a diario contra el Ejército, los talibanes controlan gran parte del valle de Swat, un área tradicionalmente ajena a su influencia. Numerosas organizaciones de derechos humanos condenaron ayer el cierre de las escuelas y el silencio de las autoridades locales y religiosas. “No sólo han sido expulsadas las alumnas, sino también las profesoras, sobre las que recae en muchos casos el sustento económico de la familia”, explica por correo electrónico la activista paquistaní Tahira Abdullah. Abdullah denuncia que los talibanes avisan que “sólo volverá la paz y la tranquilidad al valle de Swat cuando se haya impuesto la sharia. Pero, ¿paz y tranquilidad para quién? No para los miles de personas que atemorizan y asesinan”.

Público. Sábado, 27 de enero de 2009