lunes, 10 de noviembre de 2008

¿Por qué he elegido este nombre para el blog?

Ese es el nombre de una guía que les he preparado a mis alumnas y alumnos de secundaria con motivo del próximo 25 NOV. En ella, en la que recopilo muchas de las cosas que he leido y estudiado acerca de la violencia de género (y en la que incorporo algunas cosas de creación propia), trato de ofrecerles un instrumento sencillo e inmediato que les permita conocer qué es la violencia de género y como detectarla en sus primeras relaciones de pareja.
La formación y la denuncia es el único mecanismo de defensa del que disponemos, y los que intentamos transmitir (conocimiento pero sobre todo valores), debemos esforzarnos, creo, por dotar de recursos para que nuestras alumnas sepan qué hacer ante una situación de maltrato.
Aquí os dejo un estracto:

"La idea del amor romántico, la idea del príncipe azul, puede hacer que no veas lo que está pasando en tu relación. Muchas veces pensamos que aunque nuestro chico nos trate mal, también hay momentos en que se muestra cariñoso y que esos pocos momentos buenos compensan los malos; esto es porque la idea del príncipe azul hace que sólo veamos las cosas buenas que hay en él y tratemos de disimular las malas ante los demás y ante nosotras mismas.
Se supone que ese príncipe azul nos salvará y nos protegerá, pero no podemos depender de otra persona para sentirnos seguras. Nosotras tenemos que ser autónomas para poder romper las relaciones que no nos convienen porque hay chicos que sí nos tratarán como merecemos, pero sobre todo porque no podemos considerar a nuestra pareja como la única meta de nuestra vida."

3 comentarios:

tarongeta dijo...

Vaya... había escrito un pequeño post para dar mi opinión pero ha habido un fallo en el servidor. A grandes rasgos:

Considero que el primer error está en identificar a la pareja como una posible meta. Es casi de orden biológico: encontrar pareja, llegar a la maternidad / paternidad = felicidad.

Pienso que está bien aspirar a bienes absolutos como la felicidad por utópicos que sean, pero no creo que éstos respondan a una meta única; hay muchas más circunstancias en una experiencia vital plena, aunque por supuesto, la pareja puede estar dentro de ella como tantas otras cosas buenas.

Te añado al blogroll de mi blog personal ^_^. Bye!

Anónimo dijo...

uee anaa!! vaya arta de leer me dao con tu blog! esta bien me pasare mas veces

xaooo bss wapaa^^

Naia dijo...

Jajaja, ¿alumno o alumna??? Me tenéis que decir quiénes sois que si no luego no podemos comentarlo :P

Muchas gracias. Espero noticias.

Un besito